No hemos acabado con el «hit-parade» del verano: nuestras ensaladas plato único que además pueden prepararse antes y conservarse en la nevera. Y es que si lleva lechuga (o cualquier otra hoja) la ensalada debe guardarse sin aliñar o se queda chuchurría, pero tampoco puede llevar patata cocina, que tampoco se comporta bien si se la mete en la nevera, se queda «zapatera», dura. Así que hay que explorar, más allá de las 7 primeras ensaladas plato único que os enseñamos hace unas semanas, otras posibilidades que cumplan los 3 requisitos:

  • Rápidas
  • Que sean «comida o cena completa» , no hay que poner segundo plato, deben ser «saciantes» y contener proteínas e hidratos.
  • Que puedan hacerse antes y guardarse en la nevera ya montadas o por partes (sólo hay que montarlas en el último momento)

Ensalada 8: Quinoa pasada por Andalucía

Lo confesamos: nos parecía una bobada lo de la quinoa teniendo tantas legumbres en España y tantas hortalizas y otras posibilidades. Pero hay que probar de todo y el resultado de «cocina fusión» ha sido impresionante.

Ingredientes para 4: una taza de desayuno de quinoa, 250 gr, de sandía, 250 gr. de aceitunas negras (de las mejores que encuentres), perejil, hierbabuena y cilantro frescos en abundancia, 1 cebolleta, 2 pepinos, 2 pimientos italianos (o uno italiano y otro rojo asado y pelado). Aceite de oliva virgen extra (Vitaplena en esta ocasión), zumo de 2 limones (o 3 limas) y sal.

Lavar bien y con calma la quinoa (esto es básico). Cocerla siguiendo las instrucciones del fabricante. Cortar todos los ingredientes -pepino, cebolleta, pimientos-,  salvo la sandía en trozos muy pequeños, la sandía debe ir más grande (o se deshace). Juntarlo todo y añadir las aceitunas (sin el líquido que llevan). Picar cilantro, perejil y hierbabuena y añadírselo. El aliño de aove y limón o limas y sal se añade antes porque así va cogiendo sabor todo.

Hay que recordar que la quinoa es muy completa nutricionamente hablando, así que es una ensalada completa fantástica aunque no lleve proteínas animales.

Truco: nosotros siempre que ponemos pepino a ensaladas lo salamos antes -con bastante sal- y lo dejamos que suelte el amargor, luego se lava y se seca y se añade.

Ensalada 9: Judías verdes y lacón 

Una ensalada sorprendente y fácil. La verdad es que es lo del lacón se debe a que, desafortunadamente, los «jamones de york» ni son de york ni son jamones salvo que compres algunos muy específicos, así que como no encontrábamos un jamón cocido a nuestro gusto elegimos el lacón que siempre es una gran oportunidad.

Ingredientes para 2: 200 gramos de judías verdes, 200 gramos de lacón, 1 huevo por persona, pimentón, aceite de oliva virgen extra (nuestro Arbequina estaba estupendo), ajo blanco (o negro).

Cocer las judías verdes (guardar el caldo que luego siempre es aprovechable). Hay que dejarlas un poco al dente. Dejar que se enfríen. Cocer los huevos  duros y dejar que se enfríen. Cortar el lacón en trozos que no haya que utilizar el cuchillo al comer la ensalada. El aliño es el aove con el ajito muy cortado y una cucharada de pimentón por persona. Dejar macerando las judías con el lacón y el aliño en la nevera. Añadir el huevo picado en el último momento (justo antes de sentarnos a comer). La combinación de lacón con huevo hace de esta ensalada un plato único estupendo, el pimentón le da mucha gracia.

Ensalada 10:  Salpicón de marisco (un decir) y pescado

Ingredientes: Por cada 3 personas, 250  gr. de merluza cocida (vale la congelada que cozamos y luego escurramos bien) + 12 mejillones (si los cocemos en casa, genial; si no, los congelados cuando se descongelen o los de bote con su agua que venden en algunos comercios) + 100 gr. de pulpo ya cocido (o rejo, es rejo casi todo lo que nos venden como pulpo) + 9 langostinos o gambones (si son congelados los cueces y dejas enfriar) + 1 cebolleta + 1 pimiento rojo+ 1 pimiento verde + 1 tomate (duro, hay que partirlo pequeño).

Nota al margen: el llamado surimi o palitos de «cangrejo» es una salida fácil para esta ensalada. Como nos pasa con las salchichas de frankfurt industriales, no somos muy partidarios, pero una vez o dos en un mes no pasa nada, se utilizan y sacas adelante la ensalada.

Corta en trozos pequeño los pimientos, el tomate, la cebolleta. La merluza como en dados, deja los mejillones enteros y el pulpo en rodajas o trozos pequeños, los gambones también en trozos como el pulpo. El aliño es aove (nuestro Picual) con el zumo de limón y perejil en abundancia y sal.

Si ves que te quedas «corta» o que se pueden quedar con hambre, haz un arroz blanco y cuando se enfríe le añades este salpicón.

Ensalada 11: Ensalada de pasta con calabacín salteado y mejillones en escabeche

Esta fue una cena de un día en que «no teníamos nada» en la nevera. sólo restos deslavazados. Todavía nos acordamos de lo buena que estaba.

Ingredientes para 4 personas: una lata de mejillones en escabeche. 250 gr, de pasta (macarrones, espaguetis, lazos, da igual realmente), 2 calabacines, 2 tomates, 2 huevos duros, albahaca, sal y aceite de oliva virgen extra (para esta receta utilizamos el Vitaplena)

Cortar los calabacines en rodajas y hacerlos en la sartén salteados, que no queden muy pasados, mejor al dente. Hervir la pasta y dejar que se enfríe. Cortar tomates. Mezclar la pasta con los calabacines salteados, el tomate partido y añadirle la lata de mejillones en escabeche. El aliño de aove -poco, porque los mejillones ya están en escabeche- y albahaca le da un punto estupendo.

Los mejillones son una fuente barata y muy rica de proteínas, por lo que esta ensalada plato único es de lo más fácil y asequible.

Ensalada 12: espinacas con bacon, piñones (españoles) y queso de cabra

Esta ensalada tiene mil variantes. La puedes hacer con papada o cualquier otra producto de nuestro amigo el cerdo que lleve tocino y su carne. Los piñones españoles, por favor. El queso de cabra puede ser sustituido por un buen manchego viejo (en lascas) o hasta por queso de Burgos (si no quieres demasiadas calorías), también le va bien quesos ahumados.

El truco es freír bien el bacón -y que tenga mucho bacon, la verdad- y tostar los piñones sin que se quemen y reservarlos. Esta ensalada debe montarse al final porque el bacon al tener sal haría que las espinacas se chuchurríen. Si encima le añades 2 manzanas verdes de esas Granny el resultado es inmejorable. Con pera está todavía mejor, Y hasta admite unas fresas, le da otro sabor totalmente distinto. De aliño nosotros le hemos puesto nuestro Enverado , un chorrito de vinagre de jerez y un poco de miel. De escándalo.

Cuanto mejor sea el bacón (mil veces mejor las piezas de carnicería y no las industriales), más rica será la ensalada. Nosotros lo hicimos con papada ahumada y salió estupenda. Aunque se resistan los niños a las espinacas, es un modo estupendo de introducirles en las verduras «frescas» y una ensalada plato único completísima. 

Ensalada 13: salmón con manzana, remolacha y aguacate

Como esta ensalada es un pelín cara, la puedes hacer algún día señalado o que tengas invitados.

Ingredientes por 2 personas: 200 gr de salmón ahumado (o marinado, otro día os enseñaremos esa receta)+ 1 manzana verde Granny + 1 remolacha mediana cocida + 1 aguacate + 4 pepinillos en vinagre. Aceite de oliva virgen extra (nuestro Picual) y el zumo de un limón.

Se pica todo chiquito. A cada ingrediente una vez cortado le rocías con un poco de AOVE + unas gotitas de limón. Reservas en la nevera cada ingrediente en su tupper bien cerrado hasta montarlo al llegar a casa. Con un molde de esos de anilla de menos de 10 cm de diámetro vas haciendo los «pisos» (así no se te salen los ingredientes). Primero el salmón, luego la manzana, luego la remolacha y luego el aguacate. Finaliza con el picado de pepinillos. Salvo el salmón que ya está salado, puedes salar cada capa (creemos que no le hace falta, precisamente por el salmón, pero va en gustos). Puedes también hacerle más de una capa por ingredientes.

Para acompañar a esta ensalada, que se pueden quedar con hambre, -mejor para cena que para almuerzo- nosotros hacemos tostadas de pan de centeno y otros panes integrales, también del blanco, de modo que «llena» más. 

Ensalada 14: cuscus con lo que sea (cítricos en este caso + cordero)

Nos encanta el cuscus y aunque esta receta es originariamente «caliente», la hemos tuneado para que sea «ensalada» y pueda conservarse en la nevera y comerse en verano quitándole algunas verduras y añadiéndole los cítricos que dan mucho frescor al conjunto.

Ingredientes 4 persona: 350 gr de cordero (mejor siempre lechal, pero si no lo hay, pues no pasa nada), en trozos. 2 cebolletas, 2 naranjas, 2 limones, 200 gramos de pasas, 80 gr, de hierbabuena 1 80 gr. de perejil,  el zumo de 2 limones. AOVE (nuestro Arbequina).

Pon las pasas en agua unas 2 horas.Deja macerando el cordero con la mitad del aceite, la mitad del perejil y hierbabuena cortaditas, el zumo de 2 limones y la ralladura de las 2 naranjas y los otros dos limones. Debe estar 2 horas al menos para que coja el sabor (si le dejas toda la noche el resultado es estupendo). Tostarlo en la olla express (sellarlo bien) y luego añadirle un poco de agua (poca, que cubra justito) y cerrar la olla, se hace en 5 minutos (más si es cordero no lechal).

Deja que se enfríe el cordero.

Corta cebolleta, parte naranjas y limones en trozos, corta la otra mita de perejil y hierbabuena. Reserva esta mezcla.

Haz el cuscus como indica el fabricante. Cuando esté frío, añadir la mezcla de cebolleta, cítricos y perejil y hierbabuena y las pasas y el cordero. Meter en un tupper y dejar en la nevera. Se mantiene muy bien. Sácalo de la nevera un poco antes de comer para que esté a temperatura ambiente.