La calidad del proceso también es la premisa y la directriz en la molturación.

  • La producción de aceite está limitada a la cosecha propia de aceitunas.
  • La elaboración del aceite se realiza empleando la última y más moderna tecnología, a la vez que se sigue manteniendo un cuidado casi artesanal.
  • La molturación de la aceituna, a las pocas horas de su cosecha, se realiza en frío, sin abusar de temperaturas que permitan exprimir mayores rendimientos a costa de perjudicar la calidad del aceite obtenido.
  • Una vez molturado, el aceite reposa de manera natural en decantadores verticales durante veinticuatro horas antes de pasarlo a la bodega.